MALFORMACIONES VASCULARES

Las Malformaciones Vasculares del cerebro pueden tener un origen congénito y un origen adquirido. Dentro de la Malformaciones Vasculares congénitas se incluyen a las Malformaciones Arteriovenosas, a los Angiomas Cavernosos, a las Telangiectasias capilares y a los Angiomas Venosos.

Las Malformaciones Arteriovenosas son las lesiones vasculares congénitas más frecuentes, las cuales se caracterizan por estar formadas por un nido mal formado de vasos sanguíneos arteriales unidos directamente a un vaso sanguíneo venoso de drenaje, vulnerables a romperse y ocasionar un sangrado intracraneal grave. Actualmente con el avance y la vanguardia de estudios de Resonancia Magnética y Angiografia por sustracción digital, se puede diagnosticar y tratar oportunamente este tipo de lesiones, evitando consecuencias graves y reduciendo la mortalidad del paciente.

El tratamiento ideal de estas lesiones sigue siendo la Resección Neuromicroquirúrgica; sin embargo anteriormente el riesgo de estas cirugías por sangrado masivo estaba presente; en la actualidad estos riesgo han disminuido realizando una Embolización con cateterismo neurológico preoperatorio, ocupando el nido de la malformación con Cohesivo Onyx, que es un cemento de altísima tecnología biomedica, que impide la entrada de sangre a la lesión, ocupándola en su totalidad y ayudando a que la resección quirúrgica tenga riesgos muy bajos de sangrado y mejor pronóstico de la función y la vida del paciente.

Las malformaciones vasculares adquiridas habitualmente son ocasionadas por trauma de cráneo, son lesiones fistulosas que se localizan en la cubierta del cerebro (duramadre) y su tratamiento es suficiente con la Embolización por cateterismo neurológico al ocuparlas en su totalidad con cohesivo Onyx, sin resección quirúrgica de la lesión. El tratamiento Endovascular de estas malformaciones adquiridas tiene muy buenos resultados a corto y largo plazo.

 

Título

Título

Título